Vida de madres, una realidad

Pacientes, doctores y tecnología, la verdadera esperanza de vida es un esfuerzo conjunto.

El instante más feliz fue cuando me llamaron de Inmater y me dijeron que sí, que estaba embarazada. Habíamos esperado 5 años, intentando de todo, pero siempre fue igual… “Sra. lamentamos informarle…” que horribles palabras…. Hasta que llegué a Inmater y desde el primer momento me dieron mucha confianza. Hoy Francisco tiene 4 años y es un rayito de sol en nuestra vida.

Claudia Barsonia

37 años

Entre el restaurant, las clases, y la rutina del día a día cada vez veía más lejana la posibilidad de ser mamá. Un día mi prima me contó que había congelado sus óvulos… simplemente no escuché más y dije yo también quiero! Ahora Renata hace que cada día en la cocina sea una nueva inspiración… son los 9 meses más lindos que viví y se lo debo a los chicos de Inmater que hicieron todo el proceso de congelación y el in vitro tan fácil para mi… gracias!

Claudia Martinez

32 años