hAv. Guardia Civil 655, San borja    
p (01)476-2727

Testimoniales

Ya nos habíamos dado por vencido cuando de pronto nos dieron la noticia de que nuestro bebé estaba en camino. Fue un camino largo y difícil, física y emocionalmente, pero a mi esposo y a mí se nos olvidó todo ni bien escuchamos sus primeros latidos en el consultorio de Inmater. Hoy podemos decir que somos tres y que valió la pena seguir luchando hasta lograr el objetivo!



Mis primeros 5 embarazos no lograron concretarse. Sentía que el mundo se me venía abajo y que ya no había esperanza. Todos me hablaban de una luz al final del túnel pero yo simplemente no la veía. Mi esposo, al verme tan triste, empezó a averiguar cuál era el mejor centro para tratarnos y un amigo le recomendó Inmater. Fuimos, un poco escépticos pero con muchas ganas en el fondo de nuestros corazones. Luego de algunos intentos más logré quedar embarazada y a pesar de que no fue un proceso sencillo hoy puedo decir que terminó en un parto maravilloso en el que conocí a los amores de mi vida, mis gemelas. No tengo palabras para agradecer a los especialistas que me trataron y a todo el equipo que los acompaña en esta ardua tarea de convertir sueños en realidad.



Cada mes era un suplicio. Comprar el test y que salga negativo o ver la llegada de mi periodo como lo peor que me podía suceder en la vida. Visité muchos doctores y ninguno me dio esperanzas. Me dijeron que sería casi imposible que quede en estado. Fue entonces donde me aferré a ese “casi” y decidimos luchar hasta el final. Llegamos a Inmater y nuestra ilusión volvió al ver que, un grupo de médicos especialistas en el tema y acompañados de la mejor tecnología en el medio, nos dijo que podríamos ser padres si decidíamos intentarlo. Y así fue… Con mucha suerte, mi primer IA funcionó y ahora abrazamos a nuestro hijo y caminamos juntos sin poder imaginar qué sería la vida sin el a nuestro lado.